MOLECULE OF MORE

MOLECULE OF MORE

Proveedor
BENBELLA BOOKS
Precio habitual
$27.95
Precio de venta
$27.95
Precio habitual
Agotado
Precio unitario
por 
Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pagos.

Autor: DANIEL LIEBERMAN

Por qué nos obsesionamos con las cosas que queremos y nos aburrimos cuando las conseguimos?
¿Por qué la adicción es perfectamente lógica para un adicto?
¿Por qué el amor cambia tan rápidamente de la pasión a la indiferencia?
¿Por qué algunas personas son liberales acérrimos y otras conservadores incondicionales?
¿Por qué siempre tenemos la esperanza de encontrar soluciones, incluso en los momentos más oscuros, y somos tan buenos para descubrirlas?
La respuesta se encuentra en un solo químico en tu cerebro: la dopamina. La dopamina aseguró la supervivencia del hombre primitivo. Miles de años después, es la fuente de nuestros comportamientos e ideas culturales más básicos, y del progreso mismo.
La dopamina es la sustancia química del deseo que siempre pide más: más cosas, más estimulación y más sorpresas. En la búsqueda de estas cosas, no se deja intimidar por la emoción, el miedo o la moralidad. La dopamina es la fuente de todos nuestros impulsos, ese pedacito de biología que hace que un profesional de negocios ambicioso sacrifique todo en busca del éxito, o que impulsa a un cónyuge satisfecho a arriesgarlo todo por la emoción de alguien nuevo. En pocas palabras, es por eso que buscamos y tenemos éxito; es por eso que descubrimos y prosperamos. Sin embargo, al mismo tiempo, es por eso que jugamos y derrochamos.
Desde el punto de vista de la dopamina, no es el tener lo que importa. Es conseguir algo, cualquier cosa, que sea nuevo. A partir de este entendimiento, la diferencia entre poseer algo versus anticiparlo, podemos entender de una manera nueva y revolucionaria por qué nos comportamos como lo hacemos en el amor, los negocios, la adicción, la política, la religión, e incluso podemos predecir esos comportamientos en nosotros mismos. y otros.
En La molécula de más: cómo una sola sustancia química en su cerebro impulsa el amor, el sexo y la creatividad, y determinará el destino de la raza humana, el profesor y psiquiatra de la Universidad George Washington, Daniel Z. Lieberman, MD, y el profesor de la Universidad de Georgetown, Michael E. Presente durante mucho tiempo una propuesta que podría cambiar la vida: gran parte de la vida humana tiene un componente no considerado que explica una serie de comportamientos que antes se pensaba que no estaban relacionados, incluido por qué los ganadores hacen trampa, por qué los genios a menudo sufren de enfermedades mentales, por qué casi todas las dietas fallan, y por qué los cerebros de los liberales y los conservadores son realmente diferentes.

IDIOMA ORIGINAL

Why are we obsessed with the things we want only to be bored when we get them? 
Why is addiction perfectly logical to an addict? 
Why does love change so quickly from passion to indifference? 
Why are some people die-hard liberals and others hardcore conservatives? 
Why are we always hopeful for solutions even in the darkest times--and so good at figuring them out? 
The answer is found in a single chemical in your brain: 
dopamine. Dopamine ensured the survival of early man. Thousands of years later, it is the source of our most basic behaviors and cultural ideas--and progress itself. 
Dopamine is the chemical of desire that always asks for more--more stuff, more stimulation, and more surprises. In pursuit of these things, it is undeterred by emotion, fear, or morality. Dopamine is the source of our every urge, that little bit of biology that makes an ambitious business professional sacrifice everything in pursuit of success, or that drives a satisfied spouse to risk it all for the thrill of someone new. Simply put, it is why we seek and succeed; it is why we discover and prosper. Yet, at the same time, it's why we gamble and squander. 
From dopamine's point of view, it's not the 
having that matters. It's getting something--anything--that's new. From this understanding--the difference between possessing something versus anticipating it--we can understand in a revolutionary new way why we behave as we do in love, business, addiction, politics, religion--and we can even predict those behaviors in ourselves and others. 
In 
The Molecule of More: How a Single Chemical in Your Brain Drives Love, Sex, and Creativity--and will Determine the Fate of the Human Race, George Washington University professor and psychiatrist Daniel Z. Lieberman, MD, and Georgetown University lecturer Michael E. Long present a potentially life-changing proposal: Much of human life has an unconsidered component that explains an array of behaviors previously thought to be unrelated, including why winners cheat, why geniuses often suffer with mental illness, why nearly all diets fail, and why the brains of liberals and conservatives really are different.